miércoles, 31 de marzo de 2010

GM EN-V la reinvención del vehículo urbano

Novedades

GM EN-V: la reinvención del vehículo urbano

Hará su estreno en 10 o 20 años más.

25 de marzo de 2010 por Alejandro Marimán Ibarra

GM EN-V: la reinvención del vehículo urbano

General Motors presentó un nuevo prototipo que espera consolide su posición en la oferta de vehículos eléctricos, no sólo en China, sino en el mercado automotriz global. El EN-V, siglas de "Vehículo Eléctrico en Red" en inglés, se presentó en un pabellón que compartirá con su socio chino, SAIC Motor, durante la Exposición Mundial que tendrá lugar en Shanghái desde mayo a octubre.

GM plantea un cambio radical en movilidad para abordar los problemas de la creciente urbanización, para lo que considera primordial una combinación de electricidad y conectividad que redefina el ADN del automóvil. GM estima que saldrá a la venta en 10 o 20 años más.

El EN-V se ha diseñado pensando en la velocidad y las distancias recorridas por los conductores urbanos de hoy en día. Pesa menos de 500 kg y tiene cerca de metro y medio de longitud. En comparación, un automóvil típico actual pesa más de 1.500 Kgs y mide tres veces más. Además, requiere más de 10 metros cuadrados para estacionar, y pasa el 90% del tiempo estacionado. Las dimensiones reducidas del EN-V y su mayor maniobrabilidad permiten estacionar cinco vehículos EN-V donde sólo cabe uno actual.y que tiene cerca de un tercio del largo de un vehículo de pasajeros común.

El EN-V busca posicionar a GM como un importante jugador en los vehículos de mayor tecnología y eficiencia de consumo de combustible, mientras busca reinventarse tras salir de una bancarrota en julio.

"En el EN-V estamos mostrando realmente un nuevo concepto, no sólo para vehículos eléctricos, sino que reinventamos la experiencia del auto para las grandes ciudades", señaló Alan Taub, vicepresidente de GM para investigación y desarrollo global, a periodistas en Shanghái.

El vehículo de concepto EN-V se inspiró en el P.U.M.A. (Personal Urban Mobility and Accessibility), un prototipo desarrollado conjuntamente por GM y Segway que fue presentado en abril de 2009.

Se propulsa mediante motores eléctricos en las dos ruedas que usa en modo de conducción. Se trata de una tecnología empleada originalmente por GM en su vehículo conceptual Hy-wire, presentado en el Salón del Automóvil de París 2006. Los motores, además de facilitar la potencia para la aceleración, también controlan la frenada y la parada. El radio de giro también se ha reducido drásticamente en comparación con los vehículos convencionales actuales, lo que permite al EN-V "girar en un adoquín".

Las baterías de iones de litio permiten que el motor sea de “cero” emisiones. La recarga se puede efectuar mediante conexión directa a una toma eléctrica doméstica convencional, y permite al EN-V recorrer un mínimo de 40 kilómetros. Además, el EN-V mejora la eficiencia de la infraestructura eléctrica pública, ya que puede comunicarse con la red eléctrica para determinar el mejor momento para recargar en función del consumo general.

Mediante la combinación del sistema de posicionamiento global (GPS) y las tecnologías de comunicación entre vehículos y percepción de distancias, el vehículo de concepto EN-V se puede conducir tanto de forma manual como autónoma.

El modo de funcionamiento autónomo promete reducir la congestión del tránsito, ya que permite al EN-V seleccionar automáticamente la ruta más rápida en función de la información del tráfico obtenida en tiempo real. También aprovecha las comunicaciones inalámbricas para crear una "red social" que conductores y ocupantes pueden emplear para comunicarse con amigos y contactos profesionales mientras se desplazan por la ciudad.

Esta combinación de tecnología de los sentidos, comunicación inalámbrica y navegación por GPS establece un pilar técnico cuyos elementos podrían migrar del vehículo de concepto EN-V y posiblemente servir de referencia para sistemas avanzados de seguridad para vehículos en el futuro.

La posibilidad de comunicarse con otros vehículos y con la infraestructura podría reducir drásticamente el número de accidentes de tránsito. Mediante sistemas de cámaras y sensores basados en vehículos, el EN-V puede "percibir" el entorno y reaccionar rápidamente ante obstáculos y cambios en las condiciones de conducción. Por ejemplo, si un peatón se cruza en el camino del vehículo, el EN-V podrá frenar y detenerse antes que los vehículos actuales.