miércoles, 2 de marzo de 2011

Nissan Esflow Concept Un maravilloso deportivo eléctrico de 2 plazas

Presentaciones

Nissan Esflow Concept: Un maravilloso deportivo eléctrico de 2 plazas

Se presentará en el Salón Internacional de Ginebra, que se llevarà a cabo en el mes de marzo.

10/02/2011 por Roberto Nemec

El Esflow ha sido concebido desde el principio como un vehículo eléctrico puro y con la idea de mostrar cómo pueden ser en el futuro los autos deportivos de emisiones cero.

Su exterior muestra un capó largo que conduce hacia un inclinado parabrisas envolvente, un compacto habitáculo que sitúa a los ocupantes en el centro de gravedad del vehículo, poderosos pasos de rueda sobre neumáticos de perfil ultra-bajo montados en llantas de seis brazos.

Los colores elegidos para el concept car se inspiran en los glaciares; líquido solidificado de alta reflexión de luz con listas azules en las zonas sombreadas.

Los faros del Esflow y el logotipo Nissan están tintados en azul oscuro. Las llantas de seis brazos tienen inserciones de carbono en color azul y este mismo material adorna las estriberas laterales, el alerón trasero del techo y los bajos de los parachoques.

 

Unos LED azules acentúan los futuristas faros cortados en las partes frontal y trasera de la carrocería.

Mientras que las formas de los faros del LEAF se diseñaron para guiar los flujos aerodinámicos alrededor de los espejos retrovisores, en el Esflow esto no es necesario puesto que el modelo ha eliminado los espejos, sustituidos por diminutas cámaras de retrovisión situadas en la base de los pilares A.

Los faros delanteros del Esflow protegen uno de los secretos del auto al esconder los terminales de carga de las baterías que se encuentran en las tomas de aire situadas debajo.   

El habitáculo del Esflow, para dos personas, es limpio y abierto y el ahorro de peso ha sido una de las prioridades en su diseño pero sigue siendo un lugar muy confortable en el que instalarse.

Uno de los elementos más pesados en el interior de un vehículo moderno son los asientos, con su estructura interior de acero, su gruesa tapicería y su cada vez mayor número de pequeños motores eléctricos integrados.

 

Los asientos están moldeados en la mampara trasera del auto eliminando la necesidad de disponer de una estructura pesada.

Lógicamente, ello implica que no pueden moverse pero eso no resulta un problema ya que tanto el volante fly by wire como los pedales pueden desplazarse eléctricamente para que cada conductor, de manera individual, pueda encontrar su posición de conducción idónea.

El Esflow es un auto de tracción trasera que dispone de dos motores. Las gráciles proporciones del vehículo permiten situar los dos motores eléctricos gemelos por delante del eje trasero y en una posición central.

Cada motor acciona de manera independiente una de las dos ruedas traseras y, por tanto, el par entregado se optimiza para asegurar una estabilidad total del auto y controlar al mismo tiempo la regeneración de potencia más eficiente.

Los motores producen de manera instantánea el par necesario para alcanzar los 100 km/h en menos de 5 segundos. Posee una autonomía de 240 km con una sola recarga.