lunes, 28 de octubre de 2013

PSA Presentó nuevos híbridos basados en aire comprimido - Hybrid Air PSA


La innovadora tecnología Hybrid Air desarrollada por PSA Peugeot Citroën está lista para salir a la venta.

En los últimos años se marcó una clara competencia tecnológica entre las marcas por desarrollar vehículos que no desperdicien energía, o mejor dicho, que recuperen la energía cinética de la masa en movimiento durante el frenado.

La inversión de las principales marcas se orientó claramente a los llamados Hybridos eléctricos, que combinan los tradicionales motores a combustión con motores eléctricos / dinamos que convierten el frenado en electricidad almacenada en baterías para su posterior uso.

Acá es donde sorprende con este nuevo y revolucionario proyecto el grupo PSA Peugeot Citroën proponiendo una solución “Hybrid Air”  que combina el motor a combustión con el almacenamiento de energía mediante aire comprimido.

Este sistema montado en un Citroën C3 como el que se mostró la semana pasada en el salón de Brasil, permitiría una extraordinaria autonomía promedio en ciudad de 39Km/litro o 2.9l/100Km.

¿Cómo funciona? El sistema cuenta con un cilindro con dos cámaras separadas por un pistón deslizante. Una de ellas tiene nitrógeno (que no se puede licuar por compresión) y la otra, fluido hidráulico. En las frenadas, se aprovecha esa energía cinética para cargar ese acumulador con el fluido hidráulico, que a su vez desliza el pistón y comprime el nitrógeno. Al acelerar, se produce un efecto inverso; ese aire comprimido, que es energía acumulada, expulsa el fluido por un circuito que lo lleva a mover el motor hidráulico. Este, conectado a la caja de cambios automática, tiene la capacidad de asistir al propulsor naftero o de mover por si solo las ruedas.

Las ventajas de este desarrollo de PSA respecto de los híbridos eléctricos son varias. Por un lado, el peso. El sistema Hybrid Air pesa menos de 100 kilos, mientras que el de un híbrido eléctrico está entre 200 y 250 kilos. Además, no se precisa de ningún elemento como el litio (aún muy costoso) para acumular la energía. De hecho, según Karim Mokademm, el ingeniero de origen argelino que ideó este desarrollo, “salvo la unidad de mando del sistema, que es de Bosch, el resto de los componentes del Hybrid Air se pueden conseguir en cualquier ferretería”.

El Hybrid Air estaría disponible en 2016. Y su precio sería el equivalente a las versiones diésel de un modelo. Por lo tanto sería, en Europa, entre un 20 y 30 por ciento más barato que un híbrido convencional. Pero PSA tiene intenciones de expandir esta tecnología a todos los mercados en los que esté operando. Es por eso que hizo esta presentación en Brasil. La simpleza y efectividad del sistema invita a imaginar una producción regional de vehículos con Hybrid Air. Habrá que esperar un tiempo para ver si se concreta.

Como funciona